Certificación de productos eléctricos: realidad y creencias

Certificación de productos eléctricos: realidad y creencias

28/02/2019

Desde hace 21 años a partir de la Resolución ex SCI y M 92/98 (nota 1) es obligatorio en Argentina la certificación de seguridad para todos los materiales y productos que forman parte o se conectan a la red eléctrica de baja tensión y varios conceptos vertidos en ella aun no son bien reflejados en la realidad provocando situaciones equívocas que pueden evitarse fácilmente.

Esta Regulación rige para todos los materiales que se comercializan en el país porque pueden ser adquiridos por cualquier persona no advertida del riesgo eléctrico. En varios países de Europa la comercialización de estos productos está restringida a los profesionales que ejecutan instalaciones, aumentando de esta manera la seguridad de los usuarios al asumir aquel toda la responsabilidad por su trabajo. 


Para lograr obtener una certificación de seguridad de producto hay que atravesar varias instancias por un Organismo de Certificación (nota 2) que está homologado por la Secretaría de Comercio de la Nación para intervenir en este campo. También el Estado homologa a los laboratorios (LE) (nota 3) quienes realizan los ensayos.

Para obtener el permiso de comercialización de un producto eléctrico, por parte de la Dirección de Lealtad Comercial de la Nación, es necesario el certificado de cumplimiento con los requisitos de seguridad que otorga un Organismo de Certificación según el sistema 5 de certificación de la Resolución Mercosur GMC Nro 19 de 1992 (nota 4). 

La Regulación pide que todos los materiales para instalaciones eléctricas mencionados en el Anexo II de la Res 171 de 2006 (nota 5) deben contar con certificación de seguridad de marca sistema 5 y deben mostrar el sello que identifica esa razón acompañado por el sello de identificación del Organismo de Certificación que llevó adelante el proceso. 




Es de practica bastante usual ver en algunos pliegos y especificaciones mencionar que uno de los requisitos indispensables de aceptación de los productos a adquirir sea el de tener sello IRAM. Poseer el sello IRAM en un producto es señal que esa Institución, actuando como Organismo de Certificación, ha otorgado una Licencia de uso de su marca de conformidad con una Norma de producto pero no autoriza a la comercialización del mismo, ya que no está facultada para ello.

Esta creencia, de que un sello IRAM habilita la comercialización de un producto, es errónea y debe ser cambiada en toda la documentación técnica y de adquisición de suministros por el concepto "cumplimiento de los requisitos de seguridad eléctrica de la Secretaría de Comercio de la Nación, Res. 169/18 o la vigente al presente"

Al haber 10 Organismos de Certificación homologados, es posible encontrar productos para la misma función de distintas marcas y distintos Organismos de Certificación, pero que tienen en común el sello CS. Ahora queda claro que al decir que un producto debe contar con el sello IRAM el emisor del mensaje está interpretando erróneamente el tipo de resguardo que solicita para los productos que va a comprar.

Notas:

1- Resolución de la ex Secretaria de comercio e industria Nro 92/1998 modificada en varias oportunidades hasta llegar a la actual Resolución de la Secretaria de Comercio Nro. 169 de 2018 que tiene por objeto asegurar que el equipamiento eléctrico que se comercialice en la República Argentina cumpla con los requisitos que brinden un elevado nivel de protección a la salud, la seguridad de las personas y de sus animales domésticos y bienes.

2- Organismos de certificación homologados 2018



3- Laboratorios para ensayos eléctricos homologados 2018



4- Resolución GMC 19 de 1992 acerca de la utilización de los sistemas de certificación propuestos por la Organización Internacional de Normalización (ISO).

Sistema 5 de certificación:

Ensayo de tipo y evaluación del control de calidad de la fábrica y su aceptación, seguidos de un control que tiene en cuenta, a la vez, la auditoría del control de calidad de la fábrica y los ensayos de verificación de muestras tomadas en el comercio y en la fábrica.

5- Res. 171 de 2016, Anexo 2, productos alcanzados por el sistema 5 de certificación

El anexo 2 de la Res. 171 de 2016 menciona 66 familias de productos que deben cumplir con la certificación sistema 5 por marca de conformidad, algunas de las cuales se corresponden con productos y materiales que forman parte de las instalaciones eléctricas.

Los materiales más representativos utilizados en instalaciones eléctricas que deben estar certificados por el sistema 5 son:

• Bornes y borneras de conexiones eléctricas para riel DIN hasta 25 mm2
• Canalizaciones para instalaciones eléctricas (caños hasta 51,2 mm de diámetro, ductos, cablecanales, bandejas portacables y similares con sus accesorios).
• Cajas de conexión eléctrica, de paso o derivación y cajas o gabinetes de montaje de dispositivos de comando y protección para riel DIN hasta 72 polos
• Elementos de control y comando electrónico para instalaciones fijas montados sobre soportes similares a los utilizados para el montaje de interruptores y tomacorrientes (dimmers, avisadores, detectores, etc.)
• Fichas de uso domiciliario hasta 20 A inclusive.
• Cables para instalaciones fijas y cables flexibles (cordones para alimentación).
• Fusibles y bases portafusibles, de uso exclusivo en instalaciones fijas de uso domiciliario.
• Interruptores de efecto, pulsadores e inversores hasta 20 A montados para uso en instalaciones eléctricas fijas.
• Interruptores termomagnéticos y diferenciales, para riel DIN hasta 63 A y hasta 10.000 A) de poder de ruptura
• Cintas aisladoras para uso en instalaciones eléctricas.
• Materiales para instalaciones de puesta a tierra.

Categorías